El rol de un Administrador puede ser muy diverso. Desde aspectos tan simples como apoyo administrativo a la Junta Directiva, como encargarse totalmente de la administración del mismo. Por Ley, el Órgano de Administración de un Edificio (en sentido amplio) está conformado por la Junta Directiva y el Administrador (que puede ser un miembro de la junta, un residente o una empresa contratada).